jueves, 7 de mayo de 2009

LEONEL O'KINTON "CARTA DEL HIJO " : CHILE



sábado 21 de marzo

 
Te llamo mi país, porque de ti
partió mi viaje recorriendo el azúmbar
de todas las comarcas, quizás por eso
me llamas Primavera,
lavanda,
Jazmín
magnolia,
cerezo florecido
aromo eterno.
Pero, siempre regreso, cuando estás muy triste
a ese lugar de tu corazón que solo yo conozco
y te cuento de lugares donde los hombres son sabios,
y hablan como yo te estoy hablando,
con el aliento embebido de todas las primaveras
que salieron del Eden,
Y el saludo de marineros
que aún permanecen en el naufragio verde de sus naves.
Cuando regreso ya lo sabes de antemano
porque serás por la eternidad
mi madre.

LEONEL O'KINTON "CARTA A NUESTRO HIJO" CHILE




viernes 20 de febrero

Te hemos buscado por los caminos del mundo
cuando las caricias que se fueron
regresaron con un hijo que no quiso tocar la tierra.
Llegó en un susurro del viento, casi inaudible
diciendo un nombre que no pudimos entender
porque era apenas un soplo de ángel,
y a pesar que con los avatares creimos perderlo,
regresa a nosotros en su condición de pequeña nube
que no moja,
de suspiro recien nacido,
de ruiseñor diminuto.
No te olvidaremos
y tendrás todos los nombres de la tierra para llamarte
.Pequeña luciérnaga que nos alumbras.

AMERICA COMPARINI "CARTA A MI HIJO" CHILE


21 de febrero
Hijo mío..
pequeña luz huída:

Tu padre te llama Sinead

pero yo te llamo primavera,
madreselva,
mi precioso jazmin,
ramito de albahaca,
torongil,
azucena,
lirio
ruiseñor,
golondrina,
mi pequeño colibrí,
"dulce jacinto azul, que no apoyaste tu frente..
ni cobijé tu sueño en mi pecho"...
y con todos los nombres
nacidos en la comarca de la ternura...
tu madre

AMERICA COMPARINI -LEONEL O'kINTON "CARTA A UNA HIJA " CHILE


Tu padre te llama Sinead
pero yo te llamo Primavera.


Tu padre quiere que vayas con el viento
a lejanos paises.
Pero yo quiero que te quedes con el viento
que hacen mis manos al tocarte.

Tu padre quiere que dirijas empresas
pero yo quiero que juegues con los niños de la aldea.

Tu padre quiere que escuches conciertos
de doctas salas.
y yo quiero que escuches solamente
cantar el ruiseñor que eres tu misma.

Tu padre quiere que hables idiomas
de remotas ciudades.
Pero yo quiero que al hablar solo digas
con ternura: Madre

Porque aunque te vayas siempre estás
en lo mas secreto
del secreto corazón.